jueves, 24 de octubre de 2013

Los empleados públicos de Extremadura podrán compatibilizar su trabajo en la administración con una segunda actividad privada

La disposición adicional octava de la Ley de Presupuestos de Extremadura para el próximo año, ha incluido la posibilidad de una reducción voluntaria del complemento específico de los empleados públicos a cambio de que puedan trabajar a la vez en la actividad pública y privada si lo desean.

Hasta ahora, la autorización para una segunda actividad era posible siempre y cuando se dieran una serie de circunstancias entre las cuales estaba que el complemento específico, o conceptos retributivos equiparables, no superaran el 30 % de las retribuciones básicas, excluidos los conceptos que tengan su origen en la antigüedad, lo que en la práctica vedaba tal posibilidad a los empleados de los niveles más bajos: camareros-limpiadores, subalternos, auxiliares administrativos, etc.Otro requisito era que la dedicación a la actividad privada fuera siempre inferior a la mitad de la jornada semanal ordinaria de trabajo en la Administración de la Comunidad Autónoma de Extremadura. Esta última, en principio no se verá afectada.

A partir de enero, cabrá la posibilidad de obtener la compatibilización para los funcionarios y laborales de la Administración general, Servicio Extremeño de Salud y para los que trabajan en sus empresas públicas, consorcios y fundaciones. Así, unos 44.000 empleados públicos autonómicos más podrán acogerse a esa alternativa que permitirá tener más de un trabajo de forma legal. Para ello, será requisito esencial renunciar a cobrar parte del complemento específico en un porcentaje marcado por ley estatal. 

Como en los casos excepcionales que hasta ahora se venían dando, no podrán reducir la jornada laboral que realizan en la Administración extremeña.

A este respecto la Directora general de Función Pública, Verónica puente manifestó en la Asamblea que «La intención no es el ahorro ni mermar los servicios públicos. Lo hacemos por atender las demandas en este sentido de los empleados públicos, que son muchas». No obstante, esperemos que esto no suponga un paso más en el desmantelamiento de los servicios públicos y la disminución de los salarios.