viernes, 23 de enero de 2015

El Anteproyecto de Ley del Procedimiento Administrativo Común se hace público

El 16 de enero pasado se ha sometido a información pública el Anteproyecto de Ley del Procedimiento Administrativo
Común de las Administraciones Públicas, que sustituiría a la conocida Ley 30/1992, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común. Si bien es cierto que esto afectaría de forma muy considerable al contenido de los programas de casi todas las oposiciones de Administración General, tanto estatales como autonómicas, y en particular a la de auxiliares y administrativos de la Junta de Extremadura, hay que tener en cuenta algunas circunstancias muy relevantes para los aspirantes.

Por un lado, según informó el Consejero de Hacienda y Administración Pública de la Junta de Extremadura antes de las navidades, la publicación de las listas y la reanudación del procedimiento selectivo en curso es inminente. Aunque este es un término que parece bastante devaluado últimamente, no hay más que ver los telediarios, no es muy probable que se demore tanto como para que la entrada en vigor de la nueva Ley pueda realmente ser relevante. Máxime si tenemos en cuenta que se trata de un año electoral y nos encontramos a cinco meses de las elecciones autonómicas.

Por otro lado, una Ley de las características de la que nos ocupa, requiere una tramitación cuyos plazos no pueden ser obviados. Hay que tener en cuenta que se encuentra en fase de información pública, de forma que está aún muy lejos de su aprobación definitiva. De hecho, no ha iniciado aún su trámite parlamentario, cuando el Anteproyecto se convierta en Proyecto de Ley y se presente ante la Cámara. Además, una vez aprobada definitivamente, este tipo de leyes suele tener un largo período de "vacatio legis", es decir, el plazo requerido para su entrada en vigor. Este podría variar entre seis meses hasta incluso dos años. Es por ello que no parece probable que pueda afectar a procedimientos selectivos que se encuentren en tramitación, lo cual debe dar una cierta tranquilidad a todos los aspirantes.