martes, 20 de enero de 2015

La nueva Ley de la Función Pública aumentará la reserva de plazas para personas discapacitadas

La nueva Ley de la Función Pública que prepara el Gobierno establece una reserva mínima del diez por ciento de las plazas para empleo público que se convoquen por la Administración Autonómica para las personas con discapacidad que se presenten, y de este porcentaje un dos por ciento se destinará a discapacitados intelectuales.

En caso de no cubrirse las plazas, se acumularán para futuras convocatorias, según afirmaba ayer la Directora General de Función Pública, Verónica Puente. Según esta última, el Gobierno sigue en la línea de avanzar en el acceso de las personas con discapacidad al empleo público en esta legislatura. No obstante, teniendo en cuenta que en diferentes procedimientos selectivos anteriores no se han cubierto algunas de las plazas de reserva, el aumento de esta última podría provocar que las convocatorias próximas se desvirtuaran al quedar disponibles menos plazas de las necesarias, según diferentes agentes sociales.